(Mi) musa

– Se esconde, yo la busco, y en mí sus ideas habitan.

Recuerdo lo que era sentirme inerte, escribir sin el latido de mi pecho golpeándome las sienes, sin ese calor que arropa las palabras, y sentirme, como ya dije de otra manera, solo.Y mis palabras también. Solas y vacías, sin poder yo llenarlas de algo más que no fuese aire, ¡ay, si es que mas que palabras, buñuelos! Que ahora sí, son dulces.

«La inspiración es al artista lo que el agua al sediento», necesaria. Y yo te aconsejo que mucho tiempo no pases sin ella, o te desmayarás de pura sequía, deshidratado sobre una cama vacía.

Hay desconsuelo cuando suelo desconfiar de ella, o ella de mí por no ser merecedor yo, y en este caso, de su amor. Pero ya no, ya sólo hay ropa desdejada por el suelo, como señal de lo anterior.

 

Y hoy la lujuria a escribir me forzó, y creo que sutilmente (¡o no!) se plasmó. Reservada desde otro día, no es pecado, ni capital. Es deseo primoroso, es vital necesidad.

 

Desdejada: Creativa licencia estilística del autor, es decir yo, con la cual se quiere enfatizar el adjetivizado verbo “Dejar” mediante el uso de la tercera acepción del prefijo Des-.

 

{ SIN TERMINAR (ESTÁ EMPEZANDO) }

Páginas: 1 2

1º, Los comentarios deberán de estar redactados de una manera correcta, formal, y legible, ortográfica y gramaticalmente; con el único fin de promocionar el «buen uso del lenguaje escrito en internet», que hoy por hoy poco es tenido en cuenta.

2º, No se aceptarán comentarios insulsos, denigrantes, o simples adulaciones hacia el autor y su obra. Pudiendo sí ser sencillas opiniones (críticas constructivas) bienintencionadas, sobre el contenido de la entrada.

3º, Los comentarios no aparecerán publicados de manera inmediata, debido a la propia moderación de estos.

 

Gracias por la comprensión, y perdone las molestias.

 

Usted debe estar Conectado para escribir un comentario